Casas flotantes en Ámsterdam

Casas flotantes en Ámsterdam

Si algo caracteriza a Ámsterdam, además de sus canales, son sus casas flotantes. Actualmente se encuentran más de 2500 viviendas flotantes en los canales de Ámsterdam.

Esta curiosa forma de alojarse surgió tras la Segunda Guerra Mundial debido a la escasez de viviendas. También contribuyó a ello el hecho de que en esos años se modernizara la flota holandesa y cientos de barcos cargueros quedaran disponibles para poder ser utilizados como vivienda.

En un primer momento los habitantes de estas improvisadas casas flotantes de los canales de Ámsterdam (houseboat) fueron los hippies.

¿Cuánto cuesta una casa flotante?

Los precios de las casas flotantes de Ámsterdam son algo más bajos que los de las casas tradicionales, pero conllevan más gastos de mantenimiento. Cada tres o cuatro años los propietarios deben llevar el barco al astillero para que le hagan una revisión completa, algo que suele durar cerca de una semana.

Aparte de los gastos de mantenimiento, las habitantes de los barcos vivienda deben pagar un alquiler por el estacionamiento del barco, unos impuestos especiales y un seguro también más caro que el de una casa normal.

Ni un hueco

Actualmente los canales de Ámsterdam están completamente saturados y, aunque quisiérais comprar un barco y estacionarlo en ellos, ya no queda espacio donde instalarse. La única opción es comprar un barco ya establecido.

Houseboat Museum

Para saber cómo estaba distribuido el espacio en los canales y conocer algunas de las ventajas y desventajas de vivir en una casa flotante en Ámsterdam podéis visitar este barco que fue utilizado como vivienda hasta 1997.

En esta casa museo podréis caminar por su amplio salón, imaginaros cocinando o ver las minúsculas camitas donde dormían sus antiguos visitantes. Os entregarán un folleto traducido al español, donde se exponen datos interesantes sobre la vida en los canales de Ámsterdam.