Coffee Shops

Coffee Shops

A primera vista un coffee shop podría parecer simplemente una cafetería o un bar, pero nada más lejos de la realidad: en los coffee shops está legalizada la venta y el consumo de marihuana.

Un país de contradicciones

En la mayor parte de los coffee shops no venden bebidas alcohólicas y, lo que es más sorprendente aún, aunque fumar hachís y marihuana está legalizado, en ellos no está permitido fumar tabaco.

El consumo y la venta de las denominadas "drogas duras" tampoco está permitido en los coffee shops.

No sólo para fumadores

En los coffee shops de Ámsterdam podréis consumir Marihuana de múltiples formas: tomándola en forma de té, fumándola en pipas de agua e incluso se pueden encontrar magdalenas y pastelitos también hechos a base de Cannabis.

Aunque el humo es inevitable, si queréis entrar pero no queréis tomar ninguna droga, podréis tomar un café o cualquier otra bebida.

Una especie en extinción

De los casi 1000 coffee shops que había en Ámsterdam hace 10 años, en la actualidad se pueden contar unos 150 debido a la presión que ejercen los países vecinos y a la del propio gobierno holandés para reducir este tipo de turismo.